11 de enero de 2009

Monografía del pintor Salvador Almaraz

(Este trabajo lo realicé para la presentación del calendario conmemorativo del Primer Encuentro Internacional de Pintura Mural en Guanajuato, donde se le hizo un homenaje merecido)

El pintor Salvador Almaraz López nace en la ciudad de Irapuato en pleno bajío guanajuatense en el año de 1930, su primer acercamiento a la pintura fue gracias al pintor local J. Dolores Aguilera, de quien fue alumno. En 1948 se traslada a la ciudad de México donde se desempeña como ilustrador, además que se dedica a producir dibujo y litografía. Hacia 1953 lo encontramos estudiando la técnica de mural al fresco con el maestro José L. Gutiérrez en el Instituto Politécnico Nacional y con Francisco Cornejo en el Rancho del Artista, así como trabajando de ayudante con los muralistas Rolando Arjona, Ángel Boliver y Jorge González Camarena.
Su obra se ha expuesto en importante recintos del país, destacándose su participación en la Exposición colectiva en la Feria de la Fresa en su tierra natal Irapuato en 1957, así como varias en la ciudad de México como la Exposición colectiva de la Feria de la Flor en San Ángel, D. F. en 1959, en las Galerías Chapultepec y las Galerías Excélsior en 1961 y 1963 respectivamente. En 1964 viaja a Chile para colaborar junto con González Camarena en el mural “Presencia de América Latina” en la Universidad de Concepción. En la segunda mitad de los años sesentas se multiplican sus exposiciones individuales en el país, destacándose la de “20 retratos” en la Galería Chapultepec en 1966 y varias en el Instituto Pedagógico de la Secretaría de Educación Pública y en la Unidad Cuauhtémoc del IMSS.
De su extensa obra mural podemos decir que mucha ha sido ejecutada en edificios privados y casas particulares en México y el extranjero, pero también son dignas de mencionarse las realizadas para edificios públicos e iglesias, principalmente en la capital del país, como “Las apariciones guadalupanas y Alegorías”, bajo la técnica de acrílico y vinilita en la Iglesia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón en la colonia Narvarte; “La Santísima Trinidad” ejecutada al temple en 1955 en la Iglesia de Nuestra Señora de la Salud en la colonia Michoacán; y un acrílico de 226 metros cuadrados con el título “El padre eterno” hecho en 1958 en la Iglesia Nueva de la colonia Bondojito, también en la Ciudad de México, la cual causó controversia ya que el autor pintó ángeles con rasgos mexicanos y alguien trató de modificarlos para que parecieran ángeles europeos.
De su pintura civil sobresale su enorme mural “Historia de Coahuila” que abarca nueve muros del Palacio de Gobierno en Saltillo Coahuila; el mural “Orígenes, lucha y sacrificio del padre de la patria Miguel Hidalgo y Costilla” en la Presidencia Municipal de Abasolo; su trabajo en el Palacio Municipal de Irapuato con el título “Las libertades” (1969), así como en la Casa de la Cultura de esta ciudad. Entre 1973 y 1976 el Maestro Almaraz es encomendado por el entonces presidente de la República Lic. Luis Echeverría Álvarez para ejecutar murales en cada uno de los cuatro edificios educativos que México ayudó a construir en la isla como apoyo entre naciones, por lo que realiza un mural bajo la técnica de acrílico y un enorme mosaico en el Instituto Politécnico “Lázaro Cárdenas” en la ciudad de Santa Clara, un mural en la Escuela secundaria “Benito Juárez” en el poblado de Guane, el tercero en la Escuela de Molino del Rey y una última en la Escuela Secundaria “Niños Héroes de Chapultepec” en Güira de Melena. En estos años en Cuba el artista entabló una cercana amistad con el Comandante en Jefe Fidel Castro que continúa hasta la fecha.
El maestro Almaraz ha recibido infinidad de premios y distinciones a lo largo de su fructífera carrera plástica. como una mención honorífica en el Concurso Nacional de Pintura de la Confederación de Cámaras de Comercio en 1969, fue nombrado “Ciudadano distinguido” por los consejeros de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos del Municipio de Irapuato en 2007 y recientemente recibió un homenaje por su trayectoria muralistica en el Primer Encuentro Internacional de Conservación y Restauración de la Pintura Mural organizado por el Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato y el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM que se llevó a cabo en Septiembre de 2008 en la capital del estado.
Por último el Maestro Almaraz continúa en activo, produciendo obras de caballete principalmente a sus 78 años de edad desde su taller en Irapuato, la tierra que lo vio nacer.


Texto: Álvaro Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada